Skip to main content

Hoy hablaremos de una tela que siempre está presente. Viajemos al pasado y nos remontaremos a Francia en el siglo XVII, dónde en la ciudad de Nimes cuenta la historia fue creada, y gracias a su resistencia pronto fue demanda por todos los mercaderes de la época en Europa, quienes decidieron bautizar al tejido como “denim” o “mezclilla”.

 

Tan resistente era la tela, que en ese entonces se utilizaba no para fabricar jeans, uniformes o prendas que conoces tradicionalmente hoy en día, sino que se ocupaba para confeccionar lonas, toldos e incluso velas de barco.

Fue hasta el siglo XIX en Estados Unidos, que Levi Strauss abre una tienda de artículos para mineros donde comienza a vender pantalones y uniformes, fabricados con la misma tela que se utilizaba en toldos y lonas, es decir en esta época ya existía el concepto de reutilizable, qué genial no?

 

El éxito era rotundo, Levi se posicionaba como el fabricante de pantalones de mezclilla más importante del mundo, y no demoró mucho en atravesar el continente y terminar de instalarse en el colectivo de la moda en Francia, el jeans como una prenda básica, única y necesaria en el clóset de todas las personas.

La mezclilla es un tejido versátil y duradero gracias a su entre-capas de dril de algodón que la forman. En PH confecciones hace años nos dimos cuenta que esta tela podía ser utilizada en la confección de prendas para trabajos de alto tráfico. Desarrollamos pecheras con nuestra línea la Boutique del Chef, creando productos eficaces y especializados en el rubro de la restauración y cocinas. Pero no quisimos quedarnos sólo ahí. Es verdad que la mezclilla es durable y nos brinda una prenda para toda la vida, pero nos nació la interrogante ¿Cómo podría además ser una prenda segura? Fue así que tras un arduo trabajo en nuestro equipo, que logramos desarrollar una tela de mezclilla, que también era anti flama, es decir un freno para el fuego, y por otro lado una tela capaz de repeler el agua, ambos elementos muy comunes en las cocinas.

 

Pecheras fue el inicio y avanzamos a la confección de chaquetas, mandiles y uniformes completos. ¡Es que nos encanta la mezclilla y nuestra tela!

 

Te invito a probar algo diferente y que está súper tendencia. No necesariamente tienes que trabajar en un restaurante o cocina profesional, también puedes tener tus prendas para lucirte en casa. Y un último dato… en PH TODO ES CONFECCIÓN 100% NACIONAL ( de esto hablaremos el próximo blog) ¿Nos volvemos a leer?

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?